COLANGITIS ESCLEROSANTE


La colangitis esclerosante es entendida como la inflamación, cicatrización y deterioro de las vías biliares, las cuales llevan el líquido digestivo conocido como bilis desde el hígado hasta el intestino delgado, que produce el endurecimiento y ensanchamiento de estos conductos, propiciando daños graves a nivel del órgano hepático.

Esta afección puede ser provocada por múltiples factores y dar pie a la aparición de distintos signos y síntomas que disminuyen notablemente la calidad de vida de aquel que la padece.

A continuación, hablaremos acerca de la colangitis esclerosante, cuáles son las causas que la desencadenan y qué sintomatología le caracteriza.

¿Qué causa la colangitis esclerosante?

En realidad, la causa cierta de esta afección no ha podido aún ser identificada, sin embargo, es probable observar que personas con las siguientes patologías son más propensas a desarrollar la colangitis esclerosante:

  • Trastornos autoinmunitarios.
  • Pancreatitis crónica.
  • Colitis ulcerativa.
  • Enfermedad de Crohn.
  • Sarcoidosis

Asimismo, los factores genéticos pueden considerarse una causa para la aparición de esta enfermedad, resultando más frecuente en los hombres que en las mujeres y apreciándose rara vez en los niños.

Otras de las causas que se asocian con la colangitis esclerosante son:

  • Cálculos biliares en el ducto biliar.
  • Infección de la vesícula, el hígado y las vías biliares.

colangitis esclerosante síntomas

¿Qué síntomas produce la colangitis esclerosante?

Con relación a la sintomatología que suele acompañar a esta enfermedad, dando señales de su manifestación, el paciente con colangitis esclerosante puede experimentar sensación de fatiga, comezón, ictericia o coloración amarillenta de la piel y de los ojos.

No obstante, puede darse el caso de que un paciente con colangitis esclerosante no presente ningún tipo de síntoma, resultando más difícil el diagnóstico y detección temprana de la misma.

Además de ello, otros síntomas de la enfermedad pueden incluir hepatomegalia, esplenomegalia, pérdida del apetito y pérdida de peso, episodios constantes de colangitis.

Si usted sospecha que puede estar padeciendo colangitis esclerosante, no dude en consultar con su médico o proveedor de la salud, él se encargará de llevar a cabo las pruebas y análisis pertinentes para comprobar el diagnóstico de la enfermedad y brindar, por consiguiente, el tratamiento más oportuno que permita mejorar su condición de salud.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…