PREVENCIÓN DE LA COLANGITIS


La colangitis, también denominada colangitis aguda ascendente o sepsis biliar, es una enfermedad caracterizada por inflamación y/o infección de los conductos hepáticos y de las vías biliares, a través de las cuales fluye la bilis desde el hígado hasta la vesícula biliar, prolongándose hasta el duodeno. Al igual que muchas otras enfermedades, esta puede evitarse, de modo que, a continuación, mencionaremos algunas medidas que pueden resultar de suma utilidad para la prevención de la colangitis.

Medidas para la prevención de la colangitis

Cuando se presenta esta enfermedad, ocurre una obstrucción del conducto biliar común, mejor conocido como colédoco, a través del cual fluye la bilis. Una vez que esto ocurre, se produce un incremento de la presión intraluminal y esto, a su vez, ocasiona la proliferación de bacterias que, usualmente, pasan a alojarse en el torrente sanguíneo.

Esto, claro está, causa en el paciente una serie de reacciones poco favorables, tales como dolor abdominal, nauseas, vómitos, ictericia, orinas oscuras, entre otras, y éstas puedan evitarse si se tienen en consideración las causas que pueden conllevar al desarrollo de la enfermedad.

Así, pues, la prevención de la colangitis supone básicamente la supresión de los factores de riesgo que aumentan las probabilidades de infección e inflamación del conducto biliar común, especialmente estenosis y piedras.

Aquellos pacientes que sufren colangitis y que tienen su vesícula biliar, deben participar en un procedimiento de extirpación quirúrgica de la vesícula y de eliminación de piedras. En otros casos, los pacientes pueden requerir terapias de disolución de pequeñas piedras con ayuda de ácidos biliares, e incluso pueden combinarse ambos métodos mencionados con anterioridad.

prevención de la colangitis alternativas

Otras alternativas para la prevención de la colangitis

Además de las consideraciones antes expuestas para la prevención de la colangitis, se aconseja realizar cambios en el estilo de vida, especialmente en la alimentación, para evitar el desarrollo de dicha afección.

Una dieta balanceada, baja en grasas, alimentos condimentados, salsas y alcohol es una de las principales recomendaciones para evitar sufrir este problema. Asimismo, evitar el cigarrillo, comer lentamente y en pequeñas cantidades e incluir abundante agua y fibra, son otras medidas que pueden servir para la prevención de la colangitis.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…